lunes, 10 de octubre de 2016

ME HICIERON CREER

¡Hola, Tocados!

El sábado tuve el honor de leer un poema de mi autoría en la concentración organizada por UMASAM (Unión Madrileña de Asociaciones de Salud Mental) en Madrid por el Día Mundial de la Salud Mental. 
Como el poema gustó y llegó -al parecer- al corazón de los allí presentes, lo comparto con vosotros esperando con toda humildad que os guste.



ME HICIERON CREER

Me hicieron creer.
Me hicieron creer 
que era diferente. 
Me hicieron creer 
que era más lento que los demás. 
Me hicieron creer 
que incluso podía ser peligroso.

No me dijeron que era único. 
Que mi modo de navegar la vida era especial. 
Que ningún barco se parecería jamás lo bastante al mío. 

Me hicieron creer
que tenía motivos para avergonzarme. 
Para esconderme. 
Para bajar la cabeza 
como un humillado polizón 
y dejar así que otros dictaran mi ruta.

No me dijeron que 
yo soy el capitán de mi vida. 
Que mi embarcación, 
aunque quizás desconchada, 
flota y navega. 
Que para llegar a mi destino, 
solo he de mirar al frente 
con la cabeza bien alta 
y los ojos cargados de sueños. 

Me hicieron creer que era débil 
y que podían hundirme con facilidad. 

No me dijeron que dentro de mí 
late la resiliencia de quien batalla 
contra una parte de sí mismo
y de quien ha sobrevivido 
a diez mil tormentas. 
Y que esa fuerza me haría resurgir 
de las profundidades cada vez 
con más determinación, 
dignidad y grandeza.

Me hicieron creer 
que no encontraría jamás para mí 
una diminuta isla 
en este basto océano de la vida. 
Y que mis talentos nunca serían valorados.

No me dijeron que todos 
tenemos al menos un don.
Al menos uno, 
que espera ser cultivado, 
nutrido y usado. 
Que ese don es único y especial 
y tiene su lugar en el mundo. 
No me dijeron que yo no necesitaba encontrar una isla 
con puertos en los que atracar. 
Porque todo el mar es mi hogar. 
Y todos los marineros, 
que luchan cada día en el océano embravecido de sus mentes, 
son mi familia. 

Me hicieron creer que no merecía 
el amor de los demás. 
Que jamás encontraría un alma compañera 
porque jamás nadie 
me querría si llegaba a conocer mis tormentas.

No me dijeron que hay personas 
que tienen la capacidad de mirar más allá 
de los efectos secundarios
del más intenso oleaje. 
Marineros que no se dejan asustar 
por una simple marejada. 
No me dijeron que es en esto 
en lo que consiste el verdadero amor. 
En aceptar al otro en sus naufragios. 

Y al final me di cuenta de que yo no necesitaba que nadie me dijera nada. 
Y me hice sordo a las palabras feas, 
a los malos consejos y a los prejuicios 
de una tripulación aún adolescente. 
Eduqué mi oído 
para solo escuchar 
el gps de mis sueños
y seguí navegando. 

Y en los mares de la vida, 
un día encontré un mensaje enterrado 
bajo los cantos de sirena 
de mi mente: 
Eres suficiente. 
Eres valioso.
Eres perfecto.

Y ya no me importó lo que me hubieran hecho creer. 
Porque a partir de entonces, 
solo existe este momento. 
Solo existe este lugar. 
Solo hay aquí y solo hay ahora. 
Y en el aquí y ahora de mi vida,
tengo que luchar 
muchas batallas cada día 
y ganar muchas guerras 
a la más insondable oscuridad. 
Pero sé -en mi corazón sé- que
soy suficiente. 
Soy valioso.
Y soy perfecto.

Y sé que también lo eres tú. 

Damián Alcolea


Recordamos a los que ya no están y que han luchado tanto 
antes que nosotros para que lleguemos donde estamos hoy. 
Sigamos luchando para mantener vivo su legado
y conseguir por fin la dignidad que merecemos.
Porque la merecemos. 

Feliz Día Mundial de la Salud Mental :-)



11 comentarios:

gonzmb10 dijo...

Bello poema, toca la propia realidad de la vida. Eres grandioso Damián!!! Un beso y abrazo muy grande de parte de mi familia y en especial mío.

Cristina Molinuevo dijo...

Muchas gracias por tu poema tan bonito y que transmite un mensaje tan valioso y real .
Un saludo.Y gracias por darnos tu ayuda con tu blog (un blog muy bien elaborado y de mucha ayuda)

Haddassah dijo...

Precioso poema Damián. A mí me ha llegado al corazón :)

Haddassah dijo...

Precioso poema Damián. A mí me ha llegado al corazón :)

Gelovira dijo...

Tu poema me ha tocado muy hondo; Damián. Habla de valor,de valor como coraje y de valor como valía. Eso es lo que tenéis los que sois como tú. Y yo os admiro.
Te felicito por este hermoso poema.

gisell toledo dijo...

Hola, no soy muy afecta a la poesía pero esta me gusto mucho y me identifique con ella. Gracias por compartirla

gisell toledo dijo...

Hola, no soy muy afecta a la poesía pero esta me gusto mucho y me identifique con ella. Gracias por compartirla

Jesus Valadez dijo...

Muy profundo y motivante, excelente poema Damian, realmente toca las fibras de quienes somos diferentes, de quienes somos unos "tocados". Aprovecho también para felicitarte por tu libro Tocados, muy bueno!

Saludos desde México, un fuerte abrazo.

CAMINO dijo...

Un poema que desprende verdad.

En el día 10 de octubre mi pensamiento está con tod@s l@s que sufrimos algún tipo de trastorno o enfermedad mental, ya sea TOC (como es mi caso) o cualquier otro. Por todas las personas que tenemos que librar día a día mil batallas para ganar el pulso a los trastornos o enfermedades mentales.

Es un día de reivindicación (porque queda mucho por hacer en el campo de la salud mental), pero también de agradecimiento a todas las personas que han investigado para que la salud mental mejore, a los terapeutas que se toman en serio su trabajo porque verdaderamente les interesa que la vida de sus pacientes mejore y más aún que algún día dejen de ser sus pacientes porque... SE LIBREN DE LA ENFERMEDAD.

Y doy las gracias a los terapeutas que se toman en serio su trabajo porque hay algunos que sólo ven en los enfermos a clientes y cómo sacarles cuanto más dinero mejor. Se aprovechan de la situación de personas y familias desesperadas. Una actitud muy asquerosa. OJO QUE NO QUIERO DECIR CON ESTO QUE LOS TERAPEUTAS NO COBREN POR SU TRABAJO.

Gracias también a todas las personas que sin ser psicólogos,psiquiatras o terapeutas nos comprenden y nos respetan.

Algunas de mis reivindicaciones a nivel personal son:

-No me gustaría que me tuvieran lástima por tener TOC.

-No me gustaría que se ensañaran conmigo por tener TOC.

-No me gustaría que se aprovecharan de mí por tener TOC.

-No me gustaría que cualquier cosa que dijera se interpretara como una obsesión causada por mi TOC, porque entre otras cosas sería una interpretación errónea.

-Me gustaría que me trataran como tratarían a cualquier persona o como lo harían antes de saber que padezco TOC.


NO A LA ESTIGMATIZACIÓN.

BASTA DE ETIQUETAR.

entre toc y toc la vida dijo...

Buenas tardes hemos creado una pagina en faceboock que se llama entre toc y toc la vida. esta pensada como comunidad para que podamos compartir experiencias y curaciones no solo los enfermos, si no también, como es mi caso los familiares pues es mi marido el que tiene la enfermedad junto a otras patologías.
En breve iniciaremos la pagina web para la cual hemos creado el siguiente evento https://www.facebook.com/events/204576669963640/.
recogemos fotografías para que por fin el toc no se esconda. Me gustaria le echarais un vistazo comentarais lo que creáis necesario y si queréis colaborar. un saludo

Aitziber DR dijo...

Precioso poema!!